• ehumana

Organizaciones donde la historia se escribe hacia adelante.


Sin duda para algunos de nosotros, la crisis global del 2020 habrá significado uno de los puntos de quiebre más fuertes para varios de los aspectos que han definido nuestro manera de hacer las cosas. 

Durante los meses posteriores a que se iniciara la pandemia las organizaciones se vieron obligadas a enfrentar contextos delimitados por estándares sociales nuevos. Las formas de vivir esta adaptación obligatoria pueden agruparse por lo menos en tres categorías que contienen implícito el estilo de liderazgo de sus equipos ejecutivos.

Sin hacer juicios de valor sobre cada uno de ellos los perfiles se pueden definir a partir de las siguientes afirmaciones y acciones: 


1)    Mi negocio se acabó

Y por eso lo que debemos es “ver qué y cuánto podemos rescatar antes de que llegue la quiebra total”.

2)   Vamos a sobrevivir

Y hemos decidido “llevar nuestra organización al mínimo posible y cuidar nuestros recursos al máximo”.

3)   Esta es la oportunidad que estaba esperando

Y para esto “empecemos a realizar los cambios necesarios para enfrentar un presente y un futuro incierto”.

¿Qué características comparten  las organizaciones de esta tercera categoría ?

1)    Encargaron a sus mejores talentos la revisión del negocio, tanto en los procesos internos como en los externos. 

2)    Concentraron su energía en la adquisición de habilidades que, de ser necesarios, les permitieran cuestionar y re-crear paradigmas culturales que hasta ese momento se consideraban esenciales. 

3)   Lograron sostener sus equipos de trabajo a partir de nuevas rutinas, y también de rituales, creando estructuras en red. Estas redarquías resultaron clave para continuar con su actividad.

4)   Permitieron que a través de la comunicación digital surgieran nuevos liderazgos focalizados en enfrentar el presente y el futuro.

5)   Fomentaron el orgullo de pertenecer a una organización dispuesta no sólo a superar una crisis sino a salir fortalecida y en condiciones de enfrentar un futuro diferente. 

6)   Recurrieron a una renovada escala de valores centrada en las personas y en sus emociones y esto les permitió colocar en el centro de la toma de decisiones al usuario interno de la organización y también al externo.  

7)   Se instala con fuerza la Gestión emocional como un factor clave del éxito en los líderes.


8)   las marcas se abrieron a la posibilidad de entregar el control de los mensajes y dieron prioridad a la persona y a la construcción de confianza. 

El presente del futuro de las organizaciones sin lugar a dudas es inclusivo y diverso.

La oportunidad que aparece por delante sin duda cancelará parte de la deuda que existe con la mujer pero la propuesta es todavía más ambiciosa. Ellas serán parte de la creación de oportunidades que surgen de todas las formas de inclusión y diversidad para expandir y desarrollar el talento de personas esforzadas y comprometidas.

En una  organización inclusiva, las personas trabajarán en entornos diversos y desde el lugar que prefieran gracias a las plataformas y tecnologías digitales.  

Los equipos de trabajo ya no estarán limitados a una realidad geográfica. Nos podremos comunicar con nuestro equipo desde cualquier lugar y en cualquier momento. La inteligencia artificial será utilizada para permitir la comunicación entre personas con distintas formas de vida, lenguas, edad, religión e historia. 

Las personas serán reconocidos por su mérito y su compromiso. 

Pero más importante aún, y como un sello de inclusión, estas nuevas organizaciones ya habrán experimentado la dificultad que supone cambiar esquemas mentales y modelos culturales porque lograron superar ambos escollos. 

La diversidad tiene un costo, pero es el que se nos exige para superar las incertidumbres del presente y para visibilizar y capturar las oportunidades que plantea el futuro cercano.

¿Cómo reconocer la Identidad de una organización inclusiva y diversa?

Es aquella que reconoce el valor de los cambios.

Donde las políticas internas, reglas, normas y prácticas diarias se desafían de forma constante con el objetivo de tener en cuenta las las necesidades de todos los usuarios, y no sólo de los grupos dominantes.

Con un liderazgo polimórfico.

Que permite la diversidad en los estilos de liderazgo. Reconociendo así que la efectividad viene de muchas formas distintas. No es un tema de que lo antiguo es malo o bueno y que lo nuevo y diferente es arriesgado o no funcional. En las organizaciones donde la diversidad se reconoce y se aprecia el liderazgo puede y debe expresarse y concretarse de todas las formas posibles.

Con equipos poderosos y ágiles que evolucionan constantemente.

No existirá más la toma de poder y control. Todos estarán habilitados a rediseñar un proceso que permita lograr un mejor producto. El poder es colectivo y se respeta el rol del líder temporal.

Donde los equipos son  multiculturales y multifáceticos.

Colaboradores, usuarios y socios diferentes que se mantienen unidos en un tiempo y que comparten un macro objetivo. 

Con procesos internos que se destacan porque son justos y meritocráticos.

El uso de procesos de evaluación justos y conocidos por todos los integrantes de la organización y alimentados por sus miradas inclusivas y diversas eliminarán prejuicios y discriminaciones de cualquier tipo.

Se ocupan de que las relaciones internas sean respetuosas, cuidadosas y seguras.

Todos tendrán la experiencia de saberse escuchados y considerados por sus pares. Se cautelarán así entornos de no violencia, tanto en la esfera privada como en la pública. Considerando a todos como pares, sin distinción de género, edad o capacidad.

Cuidando el balance entre la vida personal, familiar y profesional de todos. 

Entendiendo así que los resultados no están definidos ni relacionados con la presencia física de los equipos en un lugar o un horario común. 

Dando alto valor a la Gestión emocional en los resultados del proceso.

Los resultados extraordinarios serán consecuencia de la gestión emocional de equipos compuestos por personas que son capaces de generar y desarrollarse en un entorno multirrelacional. 

Con lideres valientes

Quienes lideren estas organizaciones requerirán de la valentía necesaria para reconocer y buscar en la diversidad y en la inclusión un valor de creatividad superior.

En definitiva Organizaciones donde la historia se escribe hacia adelante.

Malcolm Hudson

Septiembre 2020

4 vistas

© 2018

Soporte Académico
Campus Virtual
  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • White Google+ Icon
  • LinkedIn Clean